fbpx

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30€

DESCUBRE EL CHEF VEGANO Y AVANT-GARDE QUE TRIUNFA EN LAS REDES CON SUS PROPUESTAS CULINARIAS SORPRENDENTES, INNOVADORAS E INCLUSIVAS

En los últimos años, la alimentación vegana ha conseguido desprenderse poco a poco de los estigmas y escepticismos que la rodeaban. Gracias en buena parte al activismo llevado a cabo en redes sociales. Hoy son ya muchos los perfiles dedicados a este tipo de cocina. Sin embargo, solo unos pocos son considerados realmente un referente. En el caso de GAZ OAKLEY, conocido en el espectro digital como el chef vegano avant-garde, los números hablan por sí solos.

Con más de medio millón de seguidores en Instagram, 1,4 millones de suscriptores en YouTube y 3 libros publicados, este joven galés de 29 años ha conquistado al público. ¿Cómo? Con sus originales y apetecibles creaciones culinarias. Pero además, su carisma, su cercanía y su perseverancia en lo que hace han dado lugar a una gran comunidad que, especialmente este último año, ha crecido a un ritmo vertiginoso. Siempre a la vanguardia de nuevas técnicas y usos de los vegetales, sus platos son toda una explosión de creatividad, sabor e innovación.

https://www.instagram.com/p/CPajvvKMKpE/

Precoz en la cocina y sin miedo a experimentar

A pesar de que solo lleva cinco años apostando por la alimentación vegana, su trayectoria como chef dio comienzo hace ya una década. Una auténtica vocación que descubrió a muy temprana edad gracias a la influencia de su padre, y que le ha servido como motivación para experimentar constantemente con nuevos sabores, texturas y elaboraciones. Especialmente desde que su alimentación es 100% vegetal. De ahí el uso de la expresión francesa avant-garde, que se traduce como “avanzado, adelantado a los demás”. Y con la que se siente muy identificado.

El deporte ha sido su otra gran pasión desde pequeño, concretamente el rugby. Curiosamente, esta afición también le sirvió como punto de partida en su transición nutricional. A raíz de retomar sus entrenamientos y seguir una estricta dieta alta en proteína animal, comenzó a sufrir problemas estomacales y a sentirse muy cansado. Fue entonces cuando el veganismo apareció en su vida (y en su feed de Instagram) como una aconsejable alternativa.

Tras investigar y consultar información al respecto, descubrió la famosa charla del activista Gary Yourofsky. Un revelador discurso que le hizo dar el paso definitivo, tal y como afirma en su web. “Simplemente me quedé impresionado, me hizo despertar. Su discurso sobre la crueldad que está sucediendo todos los días con los animales en granjas y mataderos de todo el mundo. También sobre la devastación que la agricultura animal tiene en nuestro planeta y el daño que comer productos animales tiene en nuestros cuerpos. A partir de ese día supe que sería vegano el resto de mi vida”. Desde entonces, reconoce sentirse más sano, más fuerte y con mucha más vitalidad.

Experto en reinventar (veganamente) cualquier plato

En este tiempo, ha combinado con éxito sus habilidades culinarias de origen plant-based. Tanto en sus fotos y vídeos como en su web se pueden encontrar un sinfín de llamativas propuestas que sorprenden incluso al paladar más carnívoro. Su recetario de alimentación vegana abarca platos tradicionales, como guisos, pastas o ensaladas. Pero también otros más elaborados e inesperados, como un solomillo Wellington estofado a base de castañas y grano, un kebab gigante hecho con setas o un ramen con huevo vegano. Este último es una de sus creaciones más aclamadas, pues su aspecto no dista en absoluto del original. Lo mismo ocurre con quesos, pescados, fiambres, postres… ¡Nada se le resiste a la hora de versionar cualquier plato!

Sin embargo, su gran repercusión no se debe únicamente a sus originales platos. Gaz demuestra una postura inclusiva a la hora de promulgar su estilo de vida. Considera que es la vía adecuada para que su mensaje sea recibido correctamente. “Durante mucho tiempo, todo era cuestión de defender el Team Vegan con orgullo. Pero creo que, a menudo, esto alejaba a la población en general. He sido testigo de cómo el término “vegano” se ha vuelto cada vez más divisivo. Mi objetivo principal es que la gente coma solo vegetales, pero eso no obliga a ser vegan@. Simplemente trato de persuadir en favor de un estilo de vida libre de crueldad más saludable para los seres humanos y para el planeta”, explicaba en la web especializada en veganismo antagonist.co.

Una nueva etapa lejos del mundanal ruido

Tras varios años afincado en Londres, donde ha trabajado como chef ejecutivo de Vurger Co. y ha colaborado con restaurantes como Wagamama, sintió la necesidad de recuperar la tranquilidad que le aportaba su ciudad natal, Cardiff. Por eso, hace pocos meses tomó la decisión de mudarse a una casa en el campo, lo que le ha permitido cumplir uno de sus grandes deseos: disponer de un huerto propio para cultivar sus verduras y frutas. Un pasatiempo que considera terapéutico y en el que encuentra la paz y la calma que su mente necesita: “Cuanto más aprendo, más quiero animar a los jóvenes porque creo que es probablemente lo más importante y real que podemos hacer como humanos: cultivar nuestra propia comida”.

Entre sus metas para el futuro se encuentra la apertura de su primer restaurante, uno de sus sueños por cumplir. Dada la actual situación todavía no ha sido posible, pero espera poder llevarlo a cabo muy pronto. Mientras, acaba de lanzar su primera colección cápsula de ropa orgánica, vegana y sostenible. Y continúa centrado en sus principales propósitos: seguir dedicándose a promover la alimentación vegana y, a través de ello, provocar un cambio positivo en el mundo. “Compartir mi arte culinario con mi audiencia me da mucha alegría. Me gustaría seguir mostrando a la gente lo buena que puede ser la comida vegana, lo nutritiva que es y cómo comer sano y cuidarse a uno mismo te puede cambiar la vida. Ojalá la gente cuidara más su alimentación. Espero servirles de inspiración para que lo hagan”.

https://www.instagram.com/p/CXRdcUmMeKj/?utm_source=ig_web_copy_link