fbpx

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30 €

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30 €

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30 €

Cuestionario ECOLOVER: NURIA FREIRE, fundadora y diseñadora de la firma española de slowear a medida CLÉA STUDIO

|

15 septiembre 2022

Hablar de CLÉA STUDIO es hablar de moda hecha como las abuelas: con amor, paciencia y a mano. Y es que su fundadora, Nuria Freire, no concibe otra forma de entender su profesión. Precisamente ahí reside el encanto y la popularidad de sus blusas y vestidos, en los que la ausencia de estampados y la sencillez de sus siluetas deja total protagonismo a los detalles en mangas y escotes. Prendas femeninas, elegantes y atemporales, confeccionadas con mimo y pensadas para perdurar por siempre en el armario sin perder un ápice de valor.

Sin embargo, hablar de Cléa Studio es también hablar de moda hecha para divertirse, para experimentar, para sentirse cómoda y sexy a partes iguales. En definitiva, moda hecha por y para mujeres con la intención de que se sientan guapas, especiales y seguras en su propia piel. Un mensaje que Nuria transmite a través del perfil de Cléa Studio de Instagram, en el que cada día muestra su trabajo, habla con sus seguidoras y comparte cómo llevar sus diseños en diferentes looks y ocasiones.

clea studio

Tanto esta red social como su cartas semanales (una newsletter en la que reflexiona con humor y sin tapujos sobre temas femeninos de toda índole) se han convertido en toda una declaración de intenciones y el vivo reflejo de cómo es Nuria y de cómo es la mujer Cléa Studio: natural, honesta, espontánea, comprometida con la vida y con las causas por las que considera justo luchar. La sostenibilidad, obviamente, es una de ellas.

Firme defensora del slowear, reivindica a través de su trabajo el consumo consciente, el respeto por las personas involucradas en la producción de prendas y el cuidado del medioambiente. Por este motivo, desde el lanzamiento de Cléa Studio en 2016, la diseñadora gallega ha tenido claro el modelo de negocio que quería seguir: made-to-order y a medida, materiales naturales de alta calidad y confección 100% local y artesanal. Esto último es lo que hace única cada pieza, ya que es la propia Nuria quien, con su amor incondicional por lo que la aguja, remata cada encargo desde su pequeño estudio madrileño con vistas al Palacio Real.

Llegados a este punto… nos sobraban motivos para pedirle a la responsable de Cléa Studio que respondiese a nuestro cuestionario ECOLOVER, en el que una vez más ha dejado patente la pasión y franqueza que le caracterizan al expresarse.

¿Cómo definirías tu personalidad propia como ecolover?

Soy cabezota, justa y leal. Ya sea ese leal con el medio o con las personas. Muy sencilla en cuanto a lo que es ser sostenible. Sin métricas, como hacían antes los que ahora son abuelos: aprovechar todo, reciclar, pocos envases y ropa buena y bien hecha, con materiales naturales.

¿Cuál es el mayor reto sostenible al que se enfrenta la moda actual?

La rapidez con la que la gente se ha acostumbrado a consumir y los precios que, según sus bolsillos, consideran y exigen que debe tener una prenda. Estamos en la era de la satisfacción inmediata, en la que nadie quiere sentir la frustración de no tener aquello que desea en el momento que lo desea. A esto podemos sumarle el poco sentido común y la falta de autogobierno que comparte una gran parte de la sociedad, que se quedan a esperas de que les digan lo que está bien o lo que está mal.

¿Es posible transformar la industria de la moda en una economía circular?

Creo que tienen que pasar unos cuantos años antes de que veamos eso. Producimos más de lo que necesitamos y, humanamente, podemos disfrutar. Hay que sanar heridas antes de que todos entendamos el reduce, reuse and recycle. Y dejar de buscar el amor en la ropa y en los objetos materiales.

¿Qué parte de la sostenibilidad despierta tu lado más activista?

Las personas. A mí me da igual lo sostenibles que sean tus tejidos o lo reciclado que sea tu poliéster si eres un maleducado y un explotador de la gente que manufactura tus prendas, de las personas que forman parte de tu equipo. No puedes saltarte los derechos de alguien por simplemente amasar dinero, bajo la defensa barata de que en esos países, “si no tuvieran ese trabajo, tendrían que trabajar en sitios peores”.

¿Crees en la moda como un buen vehículo para promover la solidaridad?

La moda no tiene por qué ser solidaria, las personas sí. Pero en silencio, no para lavar la cara de la empresa en fechas puntuales. Me encanta eso de “Que no se entere tu mano derecha de lo que hace tu mano izquierda”, pero parece que la moda a veces se limita a hacer el bien solo si alguien mira.

¿Quién o quiénes te inspiran para trabajar en Cléa Studio respetando el medioambiente?

Las futuras generaciones que vienen, ya que no quiero que sufran el vivir en un basurero creado por descabezados. Y, aunque no tenga que ver con la moda, Sir David Attenborough y su pasión por la naturaleza.

¿Cuál es el mayor reto sostenible al que te enfrentas actualmente?

Cómo seguir ofreciendo calidad, tanto de materiales como de confección, sin renunciar a un diseño en Cléa Studio que sea bonito y apetecible, para así poder seguir reivindicando que es mejor tener pocas prendas buenas, que cientos de baja calidad.

¿Cómo contribuyes a fomentar el consumo consciente, especialmente de moda?

Mis cartas, mis stories en Instagram, mi manera de vivir, mi conversación… Pero, sobre todo, a través de las cartas que comparto en la web de Cléa Studio.

clea studio

¿Qué libro, documental o película ecofriendly recomendarías?

El documental The True Cost. A mí me cambió la vida. Una vez lo ves, no puedes ignorar la realidad.

¿Qué actividad al aire libre prefieres para desconectar y relajarte?

Bañarme en el mar y leer un libro tirada en la arena. Da igual la época del año que sea. Necesito meterme en el agua.

¿Cuál es tu momento wellness favorito de la semana?

Todos los días medito y hago ejercicio, ya sea en menor o mayor cantidad. El bienestar es cosa de todos los días, no de días señalados. No es un hecho aislado, sino que debería ser lo normal.

¿Crees que tu propio armario se podría considerar sostenible?

Sí. Tres pantalones. Un abrigo. Una cazadora. Unas Converse. Unas botas. Dos pares de sandalias. No muchos complementos. Un Jacquemus y dos bolsos de Cléa Studio. Partes de arriba sí consumo más, combinadas con prendas que llevan conmigo años. ¿Que puedo coserme lo que quiera cuando quiera? Por supuesto. Pero mi armario real son las mismas prendas que uso en bucle desde hace años. ¿Lo mejor? Que no pierden fuerza. Siempre me hacen sentir bien.

¿Cómo se puede fomentar el estilo de vida zero waste?

Poco a poco. Y sin cambios bruscos, que eso siempre provoca el efecto rebote. Se trata de ir quitando una costumbre tóxica cada vez. Algo tan sencillo como no comprar más fruta en bolsas de plástico. Y de ahí a dejar de comprar por comprar, a seleccionar las mejores prendas, a renunciar al poliéster… No es cosa de un día, ni debería serlo. Es una carrera de fondo.

¿Un último mensaje que te gustaría transmitir en defensa de la sostenibilidad?

“Sentidiño”, como diría mi abuela. Hay que querer a la tierra como se quiere a una persona que amas. Y respetarla. Y no dejar que tus impulsos del momento arruinen tu futuro, no permitir que tus actos de ahora destrozen tu entorno inmediato y ese futuro que en un parpadeo está aquí. Sostenible no es algo cool, ni un hashtag, es lo que cualquier persona que se considere inteligente debe elegir.

Compartir en las redes

ecolover brands

cuestionario ecolover

Leandro Cano

Leandro Cano

Creador de una moda artesanal y local que cumple 10 magníficos años

Manuel García

Manuel García

Diseñador de la firma española de menswear contemporáneo Garcia Madrid

Visita nuestra tienda de productos eco

Visita nuestra tienda de productos eco

15% descuento

En tu primera compra de Ecolover Market al suscribirte a nuestra newsletter

Al suscribirte a nuestra newsletter aceptas nuestra Política de Privacidad