fbpx

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30€

EL LUJO SOSTENIBLE EN LA MODA TAMBIÉN PUEDE SURGIR DE LA FÉRREA INDUSTRIA METALÚRGICA Y LA JOVEN DISEÑADORA ELENA VÉLEZ ES LA PRUEBA DE ELLO

El actual concepto de lujo en la moda viene marcado por las nuevas generaciones de diseñadores. Un grupo de jóvenes creadores dispuestos a transformar esta parte de la industria tal y como la conocemos hoy. Comprometidos con las causas sociales y políticas que hoy nos atañen, huyen de lo establecido a la hora de desarrollar su modelo de negocio. Y prometen ser un soplo de aire fresco a través de su creatividad basada en la autenticidad, la artesanía y la sostenibilidad.

Entre estos nombres destaca desde hace varias temporadas el de ELENA VÉLEZ, gracias su visión disruptiva e inusual. También gracias a su apuesta por la tradición y la artesanía local a la hora de confeccionar sus diseños, principal seña de identidad de su firma. Graduada por la Parsons School of Design, debutó en 2018 con su colección de tesis en la Fashion Week de Nueva York. Después fue invitada a la de Londres por el Swedish Fashion Council y aprovechó en 2020 para diplomarse por la escuela Central Saint Martins. El discurso creativo que emanaba de sus prendas hizo que la revista británica i-D la nombrara “diseñadora a que tener en el radar de la NYFW”. Y este reconocimiento marcó el punto de inicio de su carrera hacia el éxito.

De raíces puertorriqueñas, nació y creció en Milwaukee (Wisconsin). Una ciudad del medio oeste estadounidense con una gran herencia artesanal y… una importante industria metalúrgica. Esto unido a su educación cerca de los Grandes Lagos y al trabajo de su madre como capitán de barco le sirven como inspiración para construir su identidad de marca. “Los astilleros, las salas de máquinas y los garajes de soldadura eran mis espacios favoritos de escondite cuando era niña. Milwaukee tiene un hermoso y sombrío telón de fondo industrial. La metalistería también es una marca históricamente icónica de mi ciudad y, realmente, creo que habla del carácter de las personas de las que vengo”, contaba en 2019 a la revista Teen Vogue.

El influjo de su ciudad natal se ve claramente plasmado en una prendas en las que “se priorizan la funcionalidad y la utilidad frente a la perfección o la belleza”. Elena las confecciona con velas reutilizadas, cubiertas de barcos, acero y línea de barcos rescatados. Y reinterpreta la relación entre feminidad y fuerza a través de una “estética agresivamente delicada”. La deconstrucción y el uso de materiales que, a priori, no son concebidos para el lujo en la moda es otra de sus constantes al diseñar. ”Me encanta trabajar con textiles desguazados, rescatados y reutilizados porque vienen cargados de energía de la vida que vivieron antes. Le aportan la cualidad de artefacto a la obra“, comentaba a Forbes en una reciente entrevista. 

 

Su modelo de negocio, intrínsecamente sostenible, busca democratizar el capital creativo de la moda en Estados Unidos. Para ello se basa en la autosuficiencia, el co-diseño y la colaboración con esas comunidades industriales a las que ha visto trabajar desde su infancia. “Me he dado cuenta de que si vas a crear moda auténtica, tienes que crear una comunidad real de personas que la apoye. En mi caso, son amig@s que trabajan en fábricas o, cómo no, mi madre que trabaja en un astillero“… sin duda alguna, la voz de Elena resuena alto y claro a través de la influyente web Business of Fashion.

A sus 27 años, la joven creadora ya ha diseñado piezas para cantantes como Solange Knowles, Ariana Grande, Halsey, Rosalía o Charlie XCX. Y sus propuestas le han valido el reconocimiento de varios medios importantes de la industria. Aunque para ella, el verdadero éxito es conseguir construir un espacio de colaboración artesanal con el talento local que le rodea. “Un día espero dirigir una marca de moda silenciosamente consciente que rechace las convenciones actuales de exceso y exclusión. Y defender el compromiso con la comunidad y la narración convincente como remedios definitivos para el lujo en la moda”, afirmaba a Teen Vogue. De momento, Elena está cada vez más cerca de conseguirlo. Seguiremos informando.