fbpx

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30€

¿POR QUÉ LA FIRMA ESPAÑOLA DE MODA SOSTENIBLE HABEY CLUB TRIUNFA ENTRE CELEBRITIES COMO… LA CANTANTE AMAIA?

El talento joven español se ha convertido en un claro referente para la moda sostenible. Las nuevas generaciones de creadores no dejan de sorprendernos con propuestas frescas, potentes y comprometidas con el planeta. Y desde ECOLOVER seguimos descubriendo y dando visibilidad a aquellos nombres que así lo demuestran.

Esta vez es el turno de HABEY CLUB, una firma madrileña que desde hace ya varias temporadas resuena con fuerza en el panorama nacional. Sus fundadores, Javier Zunzunegui y David Salvador, se conocieron mientras cursaban sus estudios en el Centro Superior de Diseño de Moda de Madrid (CSDMM). Casi en último curso sintieron las ganas de probar cómo sería trabajar juntos en su propia firma. Y por eso en 2016 decidieron embarcarse de lleno en este proyecto de moda sostenible.

moda sostenible

La idea derivó en lo que es hoy Habey Club, una firma 100% made in Spain que defiende el concepto slow fashion. ¿Cómo? A través de un enfoque sostenible centrado en la artesanía y la producción responsable: “Nuestra filosofía siempre gira en torno a la tradición y la sostenibilidad, en lo referente a recuperar técnicas y valores olvidados y aprovechar, por otra parte, los avances tecnológicos para poder utilizar fibras o técnicas que respeten mucho más el medioambiente“, contaban en una entrevista a Yo Dona.

Tanto a Javier como a Luis les gusta estar presentes en todo el proceso de creación de sus prendas de moda sostenible, desde el primer boceto hasta la última costura, pasando incluso por su posterior promoción. Diseñar a cuatro manos puede parecer, a priori, complicado. Sin embargo, desde el principio ambos han estado muy sincronizados en cuanto a gustos y forma de trabajar. Así, han conseguido desarrollar un único estilo que conecta las referencias de cada uno que provienen, por ejemplo, del cine o del arte.

Tradición y vanguardia combinan a la perfección en cada una de sus colecciones. Éstas se componen de camisas, vestidos, faldas o jerséis ligeramente deconstruidos, en los que predominan los volúmenes, los bajos asimétricos, los plisados irregulares, las aberturas o las transparencias. Una visión de la moda sostenible muy especial capaz de materializar la historia que hay detrás de cada prenda, las emociones y sensaciones que desean transmitir.

Otro punto fuerte de sus colecciones radica en cómo han sido fabricadas. La producción se lleva a cabo únicamente en España en colaboración con diferentes talleres locales, incluso para el packaging. Cada pieza se confecciona a mano de manera individual, usando solamente tejidos reutilizados y fibras recicladas u orgánicas.

Asimismo, intentan no producir grandes cantidades de moda sostenible y, a menudo, lo hacen hacen bajo pedido para evitar los excedentes de stock: “No creemos en la producción masiva ni en la sobreproducción, es algo que no es viable hoy en día. Se trata de un modelo de consumo insostenible y obsoleto, que nos impediría prestar tanta atención a los detalles, los acabados y el trabajo manual“, afirmaron en la citada entrevista.

Poco a poco, Habey Club ha conseguido consolidarse y hacerse un hueco entre las firmas más populares del panorama actual. No es de extrañar que su estética conceptual y su carácter ético hayan conquistado tanto a celebrities como a medios especializados. Entre las primeras, están dos cantantes con gran personalidad unidas por las Gallery Sessions para YouTube con música en vivo en el escaparate del espacio Acid House de Barcelona: la mexicana Julieta Venegas y… Amaia (de la que se reconocen muy fans).

Esta última apareció cantando su single Yamaguchi enfundada en un vestido rojo con lazos perteneciente a la colección PV22 que no tardó en hacerse viral entre los y las seguidoras de la cantante: “Lo que hacen Amaia y su equipo siempre está muy cuidado, tiene una estética muy limpia y eso ha hecho que nuestra aportación se haya visto muy favorecida, por ello la gente se fijó tanto en ese vestido y preguntó o buscó de quién es, algo que nos reconforta muchísimo”, explicaban.

Tal y como hemos visto hasta el momento, la moda sostenible propuesta por Habey Club promete seguir evolucionando en la correcta dirección. Eso sí, cocinada a fuego a lento, manteniendo esa filosofía slow que les caracteriza y que apuesta por piezas de calidad cuidadas hasta el mínimo detalle.