fbpx

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30€

LC23 NO ES SOLO OTRA FIRMA MADE IN ITALY… ES UNA CARTA DE AMOR DEDICADA A LA ARTESANÍA LOCAL Y A LA CULTURA POP

Hay lugares con los que somos capaces de estrechar un vínculo tan único que dura toda la vida. Esos a los que siempre queremos regresar por los momentos que nos evocan, las personas a las que nos recuerdan o las emociones que allí hemos sentido. Puede ser el pueblo de origen en el que has pasado todos tus veranos, la ciudad a la que te mudaste para cumplir un sueño o el sitio del que proviene toda tu familia. Y ese lugar se puede convertir en una fuente de inspiración inagotable.

En el ámbito de la moda, quienes sueñan con triunfar piensan en las grandes capitales como único destino para conseguirlo. En el caso de Leo Colacicco, la historia ocurrió justamente a la inversa. Tras una temporada de estudio y trabajo en Milán, en 2010 el italiano decidió hacer las maletas y volver a su pueblo de origen, Gioia del Colle, un pequeño municipio cercano a la ciudad de Bari, en la Puglia. Esta vuelta a las raíces fue su principal impulso para crear LC23, su propia firma unisex de streetwear y sastrería.

pueblo de origen

Ingeniero de gestión de profesión y diseñador de moda por vocación, Leo siempre ha tenido una visión y una estética muy definidas, inspiradas por la belleza y el estilo de vida de la Puglia. “He tenido la suerte de viajar mucho y de conocer muchos lugares diferentes del mundo. Y por esta misma razón, puedo estar bastante convencido cuando digo que el estilo de vida que la Puglia y mi pueblo de origen son capaces de ofrecer es realmente difícil de encontrar en cualquier otro lugar del mundo. Tenemos una comida increíble, un mar muy loco, lugares únicos y un ritmo lento que permite mejorar tu calidad de vida en general. Por último, pero no por ello menos importante, también contamos con importantes conocimientos de fabricación en la industria de la moda”, explicaba en una entrevista.

No es de extrañar, por tanto, que el creador decidiese instalar su sede en su citado pueblo de origen, donde también ha centralizado la producción artesanal de sus colecciones. Su tradición textil le ha servido para definir los pilares sobre los que se sostiene la firma: distinción, calidad, artesanía, estilo, pasión y dedicación. Todo ello unido a una personalidad alegre, creativa e inquieta. ¿El resultado? Una firma que ha sabido encontrar el equilibrio entre la moda urbana y la sastrería relajada a través de elementos como el uso del color, los estampados, las siluetas originales o los guiños a la cultura japonesa y a los dibujos animados de su infancia.

Pese a que en un principio LC23 se especializó exclusivamente en el diseño de camisas, pronto se fueron sumando otras prendas a las colecciones como bermudas, sudaderas, chaquetas acolchadas, anoraks, camisetas o trajes sastre. Todas ellas fabricadas íntegramente en su pueblo de origen por diferentes artesanos y usando materiales de alta calidad. Éstos van desde tejidos más técnicos, como los forros polares de Polartec, a otros más clásicos como la lana, el mohair, el algodón o el cachemir reciclado de la empresa Cashpad.

Como principales proveedores, Leo cuenta con dos de las empresas fabricantes de tejidos con mayor historia de Italia: Olmetex y Vitale Barberis. Ambas cuentan con una amplia tradición y experiencia en el sector que ha ido pasando de generación en generación y tienen una filosofía de trabajo que comulga a la perfección con la del diseñador.

En paralelo a sus colecciones, Leo encontró a raíz del confinamiento en su pueblo de origen una nueva vía de escape para su creatividad y para transmitir la esencia de su trabajo: las colaboraciones con otras firmas: “En un momento en el que el mundo se había parado y todo el mundo estaba en la ventana observando, decidí hacer todo lo que no había tenido tiempo de hacer hasta entonces y que me apetecía, personalizando lo que se me ocurría. Esto me permitió mostrar al 100% mi vena creativa, sin limitaciones de ningún tipo, creando piezas hechas a medida”, contaba en la misma entrevista.

pueblo de origen

La sinergia más destacada, y que se repite anualmente desde la primera colaboración, es con Diadora, una de las firmas deportivas más emblemáticas de Italia con la que comparte su particular visión de la moda basada en la tradición, la artesanía y los materiales de calidad. Las colecciones cápsula lanzadas hasta el momento coinciden en la estética inspirada en la cultura pop vintage tan característica del diseñador. Incluso en algunas de ellas ha recurrido a personajes como La Pantera Rosa, Snoopy o los animales de los cereales Kellog’s como decoración, motivos recurrentes también en sus prendas.

Otra de las colaboraciones que no ha pasado desapercibida fue la lanzada el pasado año con la plataforma online de venta y reventa de zapatillas StockX. Se trataba de una serie de 15 zapatillas de edición limitada que reinterpretaba en ganchillo de colores tres modelos icónicos de Nike: las Air Force 1 Low, las Air Jordan 1 Retro High y las Nike Dunk Low. ¿Lo más destacable? Los cinco pares que se lanzaron por modelo fueron creados a mano por una artesana de su pueblo de origen, Francesca Romana Ruggieri, quien empleó entre 12 y 24 horas en producir cada zapato.

pueblo de origen

Sin embargo, las colaboraciones de LC23 no solo se limitan a la personalización de zapatillas. Van más allá. Hace casi un año, Leo se alió junto a Daniele Valente, fundador de la web de venta de zapatillas Sneakers76, también con sede en la Puglia, a través de una acción con sus respectivos equipos para concienciar sobre el desperdicio de comida y la sostenibilidad. Juntos llevaron a cabo el evento Due Due, cuyo nombre proviene de un dicho típico de la cultura popular apulense que hace referencia a los conceptos de hospitalidad, generosidad y compartir que la caracterizan.

Due Due se considera un pilar fundamental dentro de la conversación relativa a la sostenibilidad, tanto vinculada al pasado como al presente: el desperdicio de alimentos es uno de los temas principales en la discusión relativa a nuestra huella medioambiental y a la conservación y protección del mundo en el que vivimos”, contaban desde el perfil de Instagram de Sneakers76.

Para conseguir su propósito, organizaron una jornada en la que los asistentes disfrutaron de paseos, comida orgánica, actividades de reciclaje, talleres, charlas y música con el fin de transmitir su objetivo al resto del mundo. Fomentar el trabajo en equipo y el sentimiento de comunidad es también uno de los mensajes que, desde hace más de diez años, Leo también ha tratado de transmitir a través de sus colecciones. “Los valores de la familia y la amistad en la Puglia, como en todo el sur de Italia, son sin duda más profundos que en otros lugares. No podría vivir sin mi familia y mis amigos, y ciertamente les debo mucho en el crecimiento constante del proyecto LC23: un proyecto que se identifica perfectamente con mi persona y mi vida cotidiana.