fbpx

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30€

LA BELLEZA SOSTENIBLE MADE IN SPAIN COTIZA AL ALZA Y MARCAS PIONERAS COMO LA FRESCA SON TODO UN EJEMPLO A SEGUIR… MUY, MUY DE CERCA

Belleza y medioambiente ya son realidades inseparables. Por eso, las firmas beauty deben repensar, revisar y reinventar sus productos teniéndolo en cuenta. Con el panorama eco cambiando minuto a minuto, las hermanas Avellaneda, fundadoras de LA FRESCA, son pioneras en el abastecimiento sostenible y el trabajo responsable. María José Avellaneda, técnica en farmacia y laboratorio, gestiona y dirige el laboratorio y las formulaciones de los productos. Mercedes Avellaneda, peluquera con más de 20 años de experiencia, escucha a sus clientas para saber qué buscan y así cubrir sus necesidades. Por último, Sonia Avellaneda, experta en los cuidados de la piel desde hace más de 15 años, trabaja en un centro de belleza.

De su sinergia nació, en 2015, La Fresca Cosmética, un proyecto que tardó más de un año en obtener las formulaciones adecuadas, no testeadas en animales. A base de prueba y error dieron con la ecuación idónea y la espera mereció la pena. Mercedes Avellaneda fue la impulsora del desarrollo de la marca. “Todos los días estaba expuesta a respirar vapores que no eran saludables. Este fue el desencadenante para crear una línea propia de cosmética ecológica. Mis hermanas y yo teníamos todo lo necesario: conocimiento, medios y, sobre todo, muchas ganas”, afirma la peluquera. ¿Cuál fue su mayor reto? Abrirse paso en el ámbito beauty.

Sin duda, fue todo un desafío al comenzar como una marca pequeña ante una competencia abrumadora. Sin embargo, gracias a la experiencia de cada una de ellas y a la escucha activa de las necesidades de sus clientas, La Fresca hizo realidad su valor añadido: “Teníamos muy claro que queríamos ingredientes que fueran respetuosos con nuestra piel, cabello, salud y medioambiente. A través de componentes naturales, como las frutas, las verduras o los aceites esenciales. Todos ellos provienen de la agricultura ecológica, están libres de toxinas y se obtienen utilizando fuentes de energía sostenibles y renovables con emisiones muy bajas de CO2”, aseguran las empresarias.

Un proceso de brainstorming les llevó a dar con el nombre adecuado. Querían que fuera fácil de recordar y que llamara la atención. ¿Hay algo más sano que el aire fresco? Solo les hizo falta verlo plasmado en un logotipo por su diseñador para terminar de verlo claro. Ahora, la marca española cuenta con una gama muy completa de productos destinados al cabello, rostro y cuerpo. Su último lanzamiento fue hace tan solo unos meses. Se trata de Agüita de Mar, un champú sólido ayurvédico con extractos naturales, ecológicos y veganos. Limpia en profundidad el cabello y revitaliza el folículo piloso para recuperar el pelo perdido, gracias a ingredientes como el extracto de quinoa y el aceite de abisinia, shikakai y brhingraj.

Pero… ¿a quién van dirigidos los productos de La Fresca? “Nuestros productos están enfocados a todo el mundo: mujeres y hombres, con cualquier tipo de problema en el cuero cabelludo o en la piel. Además, también tenemos una línea junior especializada para niños de 3 a 13 años”, nos aseguran. Conseguir la sostenibilidad total es primordial para la empresa. Por eso, el packaging de los productos es reciclable y reutilizable, mientras que las cajas para el reparto online se completan con chips eco flo biodegradables en lugar de usar cacahuetes de espuma. Los nombres de sus propuestas beauty están inspirados por la naturaleza y el bienestar. Y sus diseños despiertan emociones positivas e invitan a vivir una experiencia visual pintoresca.

¿Sus productos estrella? Todos forman parte de la línea capilar. El naranjo es un gel de rizos que mejora el brillo, la hidratación y la elasticidad de los cabellos rizados. Gracias a su textura ligera, el cabello lucirá suelto y definido. Su ingrediente principal es el aceite de naranja que, además del rico aroma, aporta luminosidad y fortalece el cabello. El otro producto estrella es El Limonero. Un sérum capilar hidratante elaborado a base de aceite ecológico de argán, extracto de regaliz y manteca de karité. ¿Sus beneficios? Sella las cutículas, nutre el cabello en profundidad, evita y combate el encrespamiento y aporta un extra de brillo y suavidad al cabello. Además, el aceite esencial de limón aumenta la resistencia capilar. ¡Y ahora con el otoño es ideal porque evita la temida caída estacional del pelo!

Afortunadamente, existen marcas made in Spain que caminan por la senda de la transparencia, ofreciendo productos de origen natural que son altamente eficaces. Se crean teniendo en cuenta la trazabilidad de los ingredientes. Y con un enfoque que aúna belleza y sostenibilidad del modo más apetecible posible. La Fresca es una de las empresas que lideran este camino desde hace años y su éxito es todo un ejemplo a seguir.