fbpx

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30€

¿TENEDORES, CUCHARAS Y CUCHILLOS CONVERTIDOS EN JOYAS? PUES SÍ, GRACIAS AL PERSONAL UPCYCLING DE LA DISEÑADORA MARINE SERRE

Por desgracia, el diseño de joyas desde la sostenibilidad no es muy habitual. Pero existe una nueva generación de diseñador@s de moda que se atreven con todo cuando se trata de experimentar a través del reciclaje y del upcycling para renovar el ámbito con joyas muy singulares.

Una de ell@s, sin lugar a dudas, es la francesa MARINE SERRE. Momento flashback. Nacida en el pequeño pueblo de Corrèze, se graduó en la Ecole Nationale Supérieure des Arts Visuels de La Cambre (Bruselas). Ahora, atención al dato: su abuelo es un gran coleccionista de prendas de segunda mano y es el responsable en gran medida de su pasión por la moda sostenible.

joyas

Marine comenzó realizando prácticas con Sarah Burton en Alexander McQueen, para luego dar el salto a París y continuar en Maison Margiela y en Dior, junto a Raf Simons. Poco después lograría su primer trabajo como diseñadora junior a las órdenes de Demna Gvasalia en Balenciaga. Un trabajo que ya compaginó con el desarrollo de su propia firma homónima.

Con su colección Radical Call For Love consiguió ganar el prestigioso LVMH Prize en 2017, convirtiéndose en la diseñadora más joven en lograrlo. En el jurado, grandes de la moda como Karl Lagerfeld o Phoebe Philo aplaudieron sus prendas deportivas y futuristas estampadas con sus medias lunas, un guiño a la cultura islámica. Y el premio se lo entregó la mismísima Rihanna, fan total de ella desde entonces.

Su debut en la Semana de la Moda de París se produjo con la colección de otoño-invierno 2018. Y desde entonces, Marine ha mostrado un gran interés por las prendas tecnológicas y por los materiales reciclados. De hecho, para el otoño-invierno 2020/2021 ya consiguió crear su colección con un 50% de telas recicladas.

Si nos fijamos en lo que está pasando en el mundo, la cosa pinta muy fea y estamos condenados como no empecemos a cambiar. La gente piensa que soy distópica, pero, en verdad, soy realista. Siempre me pregunto… ¿cómo podemos poner este debate encima de la mesa? ¿Cómo nos podemos asegurar de que no vuelva a pasar?”, comentó en Vogue.es.

Es obvio que el apoyo de celebrities como Dua Lipa, Beyoncé o Kylie Jenner, que han lucido sus prendas en eventos y sobre todo en Instagram, ha sido crucial para hacer crecer la popularidad de su marca. Pero, mientras tanto y sin dejarse cegar por la fama, Marine ha continuado defendiendo públicamente su discurso sostenible.

Circularidad, para nosotros, es la capacidad de reciclar y regenerar materiales que ya existen, definiendo nuestro modus operandi en la reducción de residuos. ¿Cómo? Mediante la reintegración de los productos al final de su vida útil en un proceso cíclico que asegure la transparencia y adaptabilidad de nuestros recursos“, asegura a través de su web oficial.

Ahora le toca el turno a las joyas en su particular batalla por utilizar el reciclaje para diseñar piezas extremadamente personales. Por ello y sin miedo al qué dirán, ha transformado utensilios de cocina como tenedores, cucharas y cuchillos en aretes y collares. Y, cómo no, su logotipo lunar característico también forma parte de estas joyas tan delicatessen.

Además de los citados utensilios de cocina, Marine ha experimentado con otros objetos como, por ejemplo, clips (atención al siguiente vídeo) y una selección de conchas, perlas y cuentas que se han recolectado de todo el mundo. Combinadas con cadenas de oro y otros metales, las joyas que surgen intentan evocar una estética posapocalíptica chamánica.

Una vez más y a través de unas joyas únicas, el enfoque de Marine Serre en torno a la sostenibilidad y los materiales regenerativos está allanando el camino para que más marcas sigan su ejemplo. Tal y como está el panorama, tiene sentido buscar soluciones creativas a través de la reutilización de objetos cotidianos. Tiene todo el sentido. ¿O no?