fbpx

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30€

DESDE LONDRES EL DISEÑO DE JOYAS EVOLUCIONA HACIA UNA DIMENSIÓN MÁS SOSTENIBLE Y EMOCIONAL… GRACIAS A LAS PROPUESTAS DE BLEUE BURNHAM

Atención al dato. Es difícil encontrar propuestas de joyería sostenible de autor… y menos que sean también para hombre. Sin embargo, en ECOLOVER no hay reto que se nos resista. Y por ello he conseguido localizar con nuestro ecoradar una propuesta que cumple con todos los requisitos en cuestión. ¿Su nombre? BLEUE BURNHAM, que es en realidad el de su diseñador. La firma está inspirada por la modernidad cultural británica y explora continuamente este concepto a través de metales preciosos reciclados.

Después de aprender los principios del modelado de cera, Burnham comenzó a hacer joyas para él y sus amig@s en 2014. Mientras, completaba sus estudios en sostenibilidad medioambiental y moda. Después trabajó como experto en ello para la firma de menswear Oliver Spencer… hasta que en 2018 lanzó su primera colección. Sus diseños están destinados a fomentar una conexión positiva entre las joyas y sus portadores. Van más allá de una estética exquisita y se adentran en el ámbito del bienestar humano, contribuyendo a una existencia significativa. ¿Se trata entonces de joyas con propiedades wellbeing? Sin duda alguna. El propio Burnham comentó para i-D: “Todo lo que puedo decir es que creo desde el corazón, me divierto así y trato de no darme cuenta de lo que sucede en el ámbito de la joyería“.

Así pues, su proceso creativo se basa en una comprensión lúdica y divertida de la salud y la felicidad. Y, por ello, las colecciones se dividen en tres categorías principales: conexión con la naturaleza, conexión con las personas y conexión con la cultura. Después, llega el momento de tener en cuenta el respeto hacia el planeta: “La plata y el oro están fácilmente disponibles en forma reciclada y también son fáciles de reciclar al final de su vida útil”, explica Burnham. “La industria de la confección tendría una huella mucho menor si pudiera hacer esto también“.

La plata esterlina reciclada y el oro de 9 quilates se trabajan a mano en piezas contemporáneas que exudan una alegría cautivadora. En ellas se detectan referencias históricas a través de una narrativa que toca varias contraculturas so British. Por ejemplo, los anillos de sello con una cara texturizada y los collares con zafiros cultivados en laboratorio de talla baguette en rosa y azul. O una selección de brazaletes de cadena y banda abierta con detalles desgastados que están imbuidos de un modo sofisticado. Ampliar su propuesta no le resultó fácil, según confesó a la citada revista: Siempre he usado anillos, pero extrañamente nunca pensé en crear joyas. Probablemente porque no tenía contactos en esta industria. Entonces un amigo me enseñó a hacer un anillo y… ¡me enganché! Pasé dos años y medio practicando hasta que comprendí qué me inspiraba creativamente“.

Su sello distintivo, visto en todas las colecciones, transmite un profundo respeto por la joyería de procedencia británica. Y por cada joya que vende, empaquetada en espuma reciclada, esta empresa ubicada en East London planta un árbol en colaboración con The Woodland Trust. Su joyería sostenible de autor, además, es un lujo asequible, es decir, no se excede en cuanto a precios finales. Algo que se agradece en tiempos tan convulsos. Y si, a nivel creativo, resulta ser todo un éxito comercial a través de webs como SSense o Matches Fashion pues tan solo resta decirle bien alto y claro: Congrats!