fbpx

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30 €

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30 €

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30 €

EL ESTILO Y2K COTIZA AL ALZA Y SU PROVOCADOR MAKEUP REGRESA… PERO REINVENTADO PARA UNA NUEVA GENERACIÓN GENDERLESS A TRAVÉS DE LA FIRMA ESPAÑOLA KRASH KOSMETICS

|

12 noviembre 2021

Los 2000s están de vuelta. Es un hecho constatado: Britney Spears, Christina Aguilera y Paris Hilton, iconos del estilo Y2K, siguen siendo inspiración en materia beauty. No se trata de copiar la apariencia sino de adaptarla a los tiempos. Los feeds de Instagram y TikTok están repletos de referencias de belleza de finales de la década de los 90 hasta principios de los 2000. ¡Y el hashtag #Y2K ya ha acumulado más de tres billones de visitas! Incluso muchas celebrities que son top se están sumando a esta tendencia. Dua Lipa se ha coronado como adalid de este estilo. Desde tops con cuello halter y jeans de talle bajo hasta una coleta alta, con mechones sueltos, al más puro estilo JLo.

Definir esta estética es fácil: se trata de adoptar un enfoque alegre y divertido. Se centra menos en la perfección del maquillaje y más en el color, los detalles bonitos y la textura recreativa. El motivo de su regreso aflora de un sentimiento nostálgico. Precisamente, de eso trata la marca española Krash Kosmetics, de esa delicadeza plasmada a través de paletas con nombre y apellidos. “La línea eyEXshadow Palettes está inspirada en las ex parejas. Una manera muy diferente de decirle adiós al pasado y recrearse con un lookazo hecho a costa de la melancolía”, nos cuenta para ECOLOVER Álvaro Kruse, fundador de la firma.

En Krash Kosmetics no entienden de género, talla, etnia u orientación sexual. Eso sí, sus productos son cruelty-free, veganos, libres de parabenos y de fragancias. La marca es sinónimo de comunidad, una manera de inclusión para todas aquellas personas que consumen belleza y no están reflejadas por ninguna parte: “Nos da igual si solo llevas un eyeliner negro muy fino en tu día a día. O si eres una drag-queen que se tapa la ceja y pone una sombra naranja encima, por ejemplo. Eso es lo bonito de todo esto, que cada cual expresa quién es por dentro a través de lo que los demás ven por fuera”.

Álvaro fue el primer chico español que comenzó a mostrar, a través de su canal de YouTube, cómo se maquillaba. De hecho, a sus 25 años, ha sido uno de los 100 influencers más importantes de España para la revista Forbes. Y rompiendo estereotipos se lanzó a crear su propia línea de maquillaje, fruto de sus vivencias personales. “Vamos avanzando, pero no deja de quedarse en las grandes ciudades esa ‘normalización’ de ver a un chico maquillado y no girar la cabeza. Esperemos que, con el trabajo de la comunidad en torno al makeup y marcas como Krash, cada vez sea más seguro para un chico pasear con un ahumado amarillo glitter”, apunta el youtuber.

Sin duda, el packaging es otro punto fuerte de la marca. Para Álvaro es muy especial y es que “cada producto debe contar una historia, un hilo de comunicación que haga que el cliente conecte con el producto. No solo por su calidad sino por el valor que esta historia aporta”. Es por eso por lo que cuidan cada detalle a través de embalajes en tonos rosa bebé con el logo grabado en plateado. Además, han sustituido las burbujas protectoras de los productos por un neceser holográfico, llamado Klutch, con interior de pompas protectoras y cierre hermético. Y, por supuesto, todos los productos van acompañados de sus icónicas pegatinas para customizar el packaging. ¿No es todo ideal?

Pero… ¿qué representa para Álvaro el movimiento Y2K? Para él no puede faltar el toque glitter y los acabados metálicos, una buena capa de gloss y delineadores holográficos a todo color. La piel debe tener un aspecto glow a base de un highlighter potente. De hecho, mediante un sutil juego de palabras, Kadiz, Karmen y Kandy fueron los primeros iluminadores de la marca. Estos ya se posicionan como topsellers en el actual mercado beauty. ¿Quién puede resistirse al ‘efecto wet’? Sin duda, una oda a la creatividad. Y es que en eso se resume aquella década, en una explosión de imaginación.

A Lucía Albuerne, maquilladora profesional de Krash Kosmetics, también le fascina esta época y asegura que le encantaría volver a vivirla. Sin embargo, agradece la vuelta de esta tendencia actualizada pero “solo hay una cosa que no deberíamos recuperar nunca. Se trata de las Skinny Brows o esas cejas mega finas. Para mí son un no. Soy adicta a las cejas pobladas. Adoro el color de esos años, por supuesto, los ahumados pastel, el waterline blanco y los juicy lips naturales”.

Ya no hace falta viajar al pasado para recrear un look digno de una diva del pop en los late nineties o first noughties. ¡Alista tus brochas y dale al play del temazo Oops!..I Did It Again de Britney Spears! Y, a continuación, en tan solo cinco pasos conseguirás un makeup digno de la tendencia Y2K. Ahí van.

 Paso 1: piel natural

En aquellos años se utilizaban bases de cobertura ligera y acabado mate. Puedes aplicar la base con la ayuda de la esponja Neon Marble. Te enamorarás de su estampado animal print, pero también de su precio. Recuerda humedecerla para conseguir un acabado más natural. Si eres más de brocha, la Krash Tools 02 será perfecta para un efecto aerógrafo en tu piel. La densidad del pelo sintético, perfectamente suave, se adapta a los distintos contornos del rostro por su forma biselada. Recuerda aplicar el highlighter Kandy para potenciar la luminosidad del rostro.

Paso 2: blush rosado

El rubor se ha convertido en un paso indispensable en cualquier maquillaje. Aporta vitalidad y alegría a la tez y, por supuesto, en la década de los 2000s era obligatorio el color rosa. Además de ser un color que se adapta a todos los tonos de piel, rejuvenece y simula ese aspecto saludable que adquieren las mejillas. El colorete Blow Spit or Swallow es ideal tanto para las pieles más claras como las oscuras. Su diseño es un formato dúo con acabado mate y shimmer. ¿Te cuento un secreto? Si los combinas, conseguirás un efecto 3D.

Paso 3: sombras a todo color

Azules, malvas y rosas lideraban la paleta de color en los años 2000. Hoy han vuelto a través de pigmentos potentes y nada polvorientos, en acabados brillantes, metálicos y mates. La mini eyEXshadow palette Oscar de Krash Kosmetics hubiera sido la deseada entre las it girls de la década. Puedes optar por un smokey eye imperfecto, incluso aplicando la sombra con los dedos o con la ayuda de la brocha Krash Tools 12 para perfeccionar la técnica. ¡No olvides un toque de luz en el lagrimal!

Paso 4: eyeliner bidimensional

Gigi Hadid y Dua Lipa acuñaron el ‘bi-delineado’ azul y verde en el desfile de Versace SS22 en Milán. Un estilo de los 2000s renovado y que no ha pasado desapercibido. Ya es el maquillaje más comentado. Para recrearlo, el eyeliner To Die For en Rainbow Parade, en verde intenso, junto con el Drag Soul te harán el trazo más fácil debido a su alta pigmentación. Además, son resistentes al agua y facilitará que tengas la mirada rasgada durante más horas.

Paso 5: delineador de labios marrón y mucho gloss

Por último, pero no por ello menos importante, la tendencia clave de maquillaje es la mezcla de un lápiz de labios, en un tono marrón, y un gloss para crear jugosidad y volumen. Sin embargo, olvídate de la gran demarcación entre el delineador y el brillo de labios de los años 2000. La versión ‘moderna’ es mucho más natural con un acabado frosted. La maquilladora de Krash Kosmetics recomienda el perfilador Read my lips junto con el gloss voluminizador Slay 2.0, de la colección Goty x Krash.

Compartir en las redes

Compartir en las redes

Visita nuestra tienda de productos eco

Visita nuestra tienda de productos eco

15% descuento

En tu primera compra de Ecolover Market al suscribirte a nuestra newsletter

Al suscribirte a nuestra newsletter aceptas nuestra Política de Privacidad