fbpx

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30 €

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30 €

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30 €

EL LUJO SOSTENIBLE (Y SOLIDARIO) DE LA FIRMA CHLOÉ ES UN EJEMPLO A SEGUIR Y SU COLABORACIÓN CON SHELTERSUIT ES LA PRUEBA DE ELLO

|

22 febrero 2022

El lujo sostenible es posible y la firma parisina CHLOÉ es la prueba de ello. Esta temporada no solo ha conseguido la tan deseada certificación B Corp, también ha colaborado con la ONG Sheltersuit a través de una cápsula de mochilas muy, muy especial. Vayamos por partes.

En el complejo universo de los tejidos que son o no son (o medio son) sostenibles, la citada certificación es la más rigurosa y exigente. Para conseguirla, las empresas deben responder a 300 preguntas sobre su impacto tanto social como medioambiental. Y después, sus respuestas se califican a través de un sistema de puntos.

Para «aprobar» hay que obtener un mínimo de 80 puntos… y no es nada fácil. Atención al dato, de entre las 100.000 que ya se han sometido a esta valoración, solo 3.500 la han superado. ¿Algunos ejemplos? Con 151,4 puntos, la marca de outerwear Patagonia roza la puntuación máxima, mientras que la firma de calzado deportivo Allbirds tan solo alcanza los 89,4 puntos.

Pues bien, en representación del nuevo lujo sostenible, la maison Chloé ha superado la prueba tras menos de un año con Gabriela Hearst como directora creativa al frente. Y no nos sorprende en absoluto. Su primera colección, creada en un tiempo récord tras su nombramiento, ya apostaba por materiales como la lana y el cachemir reciclados, por bolsos vintage restaurados y por bufandas confeccionadas con deadstocks de tejidos de la propia firma. ¿La consecuencia directa? La huella de carbono total de la empresa se rebajó un 400% respecto al año anterior.

Para la temporada SS20, Gabriela ha ido un paso más allá y ha creado un concepto llamado Chloé Craft para definir el lujo sostenible que ha sido producido totalmente a mano en colaboración con comunidades de artesan@s de diferentes lugares del mundo. Así se lo explicó a la web británica de Vogue: «Comencé a darme cuenta de que el lujo en la moda está cada vez más industrializado. Creo que es importante llevar a cabo una reeducación en torno a la artesanía. Y reivindicarla a través de una etiqueta especial en la que informe de su manufactura«.

De este modo, en la colección de Chloé para el próximo verano, la ONG Akanjo de Madagascar bordó las conchas de los vestidos. Ocean Sole creó las suelas de muchos de los zapatos en su sede de Kenia donde recuperan chanclas del océano y crean esculturas con ellas, presionándolas en bloques. Y la firma Mifuko, a mitad camino entre Kenia y Finlandia, ha producido todos los bolsos artesanales con la ayuda de grupos de autoayuda formados solo por mujeres artesanas. Así se hace realidad el nuevo lujo sostenible.

Sin embargo, antes de que se produjeran todas estas sinergias tan ejemplares en el ámbito del lujo sostenible, la firma Chloé nos recuerda que durante el frío invierno hay que solidarizarse con las personas sin techo. Y para ello, ha colaborado con el fundador de Sheltersuit, Bas Timmer. Esta ONG holandesa ha distribuido ya más de 12.500 trajes de protección en Europa, Sudáfrica y los EE.UU. Y para llegar más lejos, Gabriela Hearst ha diseñado una cápsula de mochilas que se produce a través del upcycling en su propia fábrica, donde trabajan refugiados y ex personas sin hogar.

El objetivo común, según Bas, es el siguiente: «Queremos arrojar luz sobre cómo la industria de la moda puede reducir el sufrimiento de las personas sin hogar mientras se reciclan materiales de manera responsable. Nuestro primer paso se realiza con Chloé porque es una firma de lujo sostenible que prioriza la sostenibilidad y el impacto social en un esfuerzo por abordar un problema global mucho más grande«. Por cada mochila vendida, se producen dos sheltersuits. Por el momento, el solidario accesorio ya se ha convertido en un topseller del lujo sostenible. Por lo que… ¿habrá un nuevo drop próximamente? Ojalá.

Para terminar, hay que añadir que la firma de lujo sostenible Chloé está desarrollando la primera herramienta de medición de impacto social para la industria de la moda. Se llamará Social Performance and Leverage (SP&L) y será una metodología de código abierto para tomar decisiones en lo que respecta a la estrategia de abastecimiento y el diseño de productos. El proyecto es una colaboración industrial y académica entre la maison, el Institut Français de la Mode y el Conservatoire National des Arts et Métiers (a través de su Departamento de Prospectiva y Desarrollo Sostenible). Y las métricas de la herramienta se basan en informes de creación de valor sostenible publicados por el World Economic Forum y el International Business Council.

Compartir en las redes

ecolover brands

cuestionario ecolover

Leandro Cano

Leandro Cano

Creador de una moda artesanal y local que cumple 10 magníficos años

Manuel García

Manuel García

Diseñador de la firma española de menswear contemporáneo Garcia Madrid

Visita nuestra tienda de productos eco

Visita nuestra tienda de productos eco

15% descuento

En tu primera compra de Ecolover Market al suscribirte a nuestra newsletter

Al suscribirte a nuestra newsletter aceptas nuestra Política de Privacidad