fbpx

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30€

EL DOCUMENTAL SOBRE LA SERIE AND JUST LIKE THAT NOS LO CONFIRMADO… ¡MODA VINTAGE AL PODER EN DEFENSA DE LA CIRCULARIDAD!

Desde ECOLOVER no dejamos de reivindicar la moda vintage como una de las mejores opciones para fomentar la urgente circularidad. Y cuando se estrenó el reboot de Sexo en Nueva York en HBO Max… comenzaron las especulaciones sobre el vestuario de la nueva serie. Titulada And Just Like That, transcurre 23 años después de que finalizase SATC. Pues bien y sin necesidad de molestar al personal con molestos spoilers, en ella hay mucha más moda vintage de lo que nadie podía imaginarse.

Se ha confirmado gracias al documental que, tras finalizar la primera temporada, se ha estrenado. Un auténtico regalo que desvela el origen del armario que Carrie Bradshaw luce a lo largo de los diez capítulos. Cierto es que no podemos olvidar que algunas de las opciones de moda en And Just Like That recibieron críticas negativas. ¿Un ejemplo? El vestido de cachemira que Carrie usó en el episodio tres y que parece ser de la marca de fast fashion Forever 21. En fin, nobody is perfect.

Los encargados de vestir la madurez del personaje son Molly Rogers y Danny Santiago, dos estilistas de la más absoluta confianza de la anterior responsable. Ahora, la carismática Patricia Field está ocupada trabajando para otra serie top de la competencia (léase Netflix) llamada… Emily en París, producida (qué casualidad) por el creador de SATC, el todopoderoso Darren Starr.

Sin embargo, a través del citado documental se puede comprobar de dónde provienen la gran cantidad de prendas vintage que aparecen en la serie. De hecho, ¡es un auténtico festival de moda vintage! Desde un maxi vestido azul de los años 70 de Oscar De La Renta hasta su look de Jean Paul Gaultier de 1997, los style statements más destacados de la temporada han sido protagonizados por piezas de archivo. Hay que destacar también un jumpsuit beis de Claude Montana, un vestido stretch azul de Norma Kamali y otro largo con print floral de Chloé.

A ello hay que añadir que el personaje interpretado por Sarah Jessica Parker también ha colaborado rescatando de su propio (e icónico) armario piezas míticas de moda vintage from SATC. Como, atención, el increíble vestido de Atelier Versace que usó por primera vez cuando se mudó a París en la última temporada de la inolvidable serie. Esa escena en el episodio ocho… es una fantasía hecha realidad para la moda vintage de más alto nivel. 

Y también se le puede ver lucir algunos de sus accesorios favoritos de la serie original. Desde el famoso bolso baguette de Fendi hasta su riñonera de Gucci, sus botas de Chanel o ese bolso minaudière con forma de torre Eiffel de Timmy Woods que… ok, no es de la serie, ya que debutó ante la cámara en la primera película estrenada en 2008. ¿Algún complemento más que proviene del pasado? Un bolso de malla metálica de Paco Rabanne, unos Manolos en verde esmeralda que no podían faltar y algunos maxi cinturones que se han convertido en virales en 3, 2, 1.

Para terminar, atención a la siguiente escena clave. Mientras Carrie es ayudada por la hija de Charlotte, Lily, a archivar su guardarropa “a cambio de algunas de mis piezas antiguas que, lamentablemente, no eran antiguas cuando las compré“, se puede comprobar cómo la estrella de AJLT conoce el valor de su guardarropa mejooor que nadie. Y, desde la exitosa (y polémica por razones incomprensibles) serie, se transmite un mensaje que resuena bien alto y claro: cuidar, atesorar y reutilizar moda vintage es infinitamente más cool que adquirirla de un modo inconsciente y sin medida.