fbpx

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30 €

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30 €

Envíos gratis si tu eco shopping supera los 30 €

ECOLOVER DÍGAME: ¿TIENES LA PIEL DEL ROSTRO SENSIBLE Y REACTIVA? UNA RUTINA FACIAL ESPECÍFICA (Y CLEAN) ES LA CLAVE PARA MEJORARLA

|

4 mayo 2022

Las búsquedas en Google sobre piel sensible se han duplicado en los últimos cinco años y las ventas de productos específicos para ella se han disparado dramáticamente… La pregunta es, ¿cuándo nos volvimos tan sensibles? Y lo que es más importante, ¿qué podemos hacer al respecto? Eso es lo que, precisamente, vamos a tratar en este post con la ayuda de expert@s. Resolveremos tus dudas sobre qué tratamientos benefician al cutis sensible y reactivo con problemas comunes.

Una de las patologías cutáneas más frecuente en nuestra población es, por ejemplo, la dermatitis atópica. Se caracteriza por una piel más sensible que genera eccemas de repetición y a la que hay que cuidar con mayor delicadeza durante todo el año”, asegura la Dra. Carolina Domínguez, dermatóloga de la Clínica Canarias Dermatológica. Pues bien, desde Ecolover Dígame te vamos a ayudar a encontrar la rutina facial para mejorar y poner solución a tu problema cutáneo. Y no… tener una piel sensible y reactiva no está reñido con lucir una tez saludable, bonita y luminosa. Te lo vamos a demostrar.

piel sensible

Desmontando mitos, ¿qué caracteriza a una piel sensible?

En primer lugar, debes saber que la sensibilidad cutánea puede afectar a cualquier tipo de piel (seca, mixta o grasa). Y es que, según la doctora Arantxa Arana, dermatóloga de la Clínica Dra. Pérez Sevillauna piel sensible es aquella que reacciona de manera excesiva o más rápida a un factor externo o interno que, generalmente, es bien tolerado por una epidermis normal. Las personas con piel sensible sienten sensaciones desagradables en su rostro, con o sin enrojecimiento. Estos síntomas pueden incluir hormigueo, sensaciones de calor o incluso ardor y, ocasionalmente, picor. Además, no suelen tolerar muchos productos cosméticos”.

Dentro de sensibilización cutánea, la rosácea ocupa un lugar importante. “La rosácea es una enfermedad crónica de la piel y se manifiesta básicamente de tres formas: granitos en mejillas y nariz, enrojecimiento de las mejillas con cambios de temperatura y venitas”, explica el dermatólogo Ricardo Ruíz. Se desconocen los factores desencadenantes de los brotes de esta enfermedad. Sin embargo, las emociones, el uso frecuente de la mascarilla, el alcohol, las comidas picantes, el sol, las cremas con cortisona o los cambios bruscos de temperatura los potencian.

Por su parte, como ya hemos comentado, la dermatitis atópica se caracteriza por un enrojecimiento de la piel acompañado de picazón e irritación. En ocasiones, este tipo de piel sensible tiende a descamarse. “Se suele sufrir de descamación en partes del cuerpo como el cuero cabelludo, los brazos y las piernas. Y, curiosamente, estos pacientes suelen ser alérgicos al polen”, afirma el Dr. Ruíz.

piel sensible

Alimentación vs. rosácea y dermatitis atópica

Las personas con la piel sensible y reactiva deben seguir una dieta sana y variada que reduzca la presencia de comidas demasiado calientes, picantes, con azúcares ocultos, muy saladas o condimentadas o con hidratos de carbono refinados”, asegura Paula Martín, farmacéutica y nutricionista de Farmanutriconsejo. De hecho, se ha investigado que algunos alimentos como las frutas cítricas, el marisco, la leche, los huevos, el chocolate o la soja, entre otros, favorecen su aparición.

Por ello, te animamos a consumir otros alimentos como verduras y frutas ricas en vitaminas, oligoelementos, fitonutrientes y antocianidinas. ¿Algunos ejemplos? El kiwi, las cerezas, los arándanos, el brócoli o el aguacate. Además, “los ácidos grasos Omega-3 nos ayudan a reducir la inflamación. Hay que utilizar el aceite de oliva y consumir nueces, caballa, sardinas o espinacas, así como alimentos ricos en prebióticos y probióticos, como los yogures que tienen una alta concentración”, añade Paula Martín.

¿Cómo cuidar las pieles sensibles y reactivas como la rosácea y la dermatitis atópica?

Para cuidar una piel con rosácea es muy importante que los productos utilizados en la rutina facial no dejen residuo ni necesiten fricción y, posteriormente, los retires con agua tibia. De este modo, evitarás posibles exacerbaciones.

piel sensible

En primer lugar, utiliza el limpiador Rose Quartz Facial Cleanser de FRESHLY COSMETICS. No reseca ni irrita el rostro y, además, no contiene jabón para evitar la fricción con las manos. A continuación, aplica su Azelaic Radiance Face Treatment, un sérum que reduce el enrojecimiento, previene los signos causados por la rosácea y trata las imperfecciones. Por último, aplica su crema Bloom Orchid Face Cream.

piel sensible

Por último, para cuidar la dermatitis atópica aplicaremos la Cleansing Cream de DR. HAUSCHKA que eliminará todas las impurezas y cualquier resto de maquillaje respetando el PH de la piel. A continuación, aplica su Facial Toner para refrescar, fortalecer e hidratar la dermis enrojecida. Por último, alivia, calma, hidrata y protege tu rostro con su Regenerating Day Cream, una crema hidratante regeneradora que te proporcionará una tez con un esplendor natural, sano y vital.

Compartir en las redes

ecolover brands

cuestionario ecolover

Leandro Cano

Leandro Cano

Creador de una moda artesanal y local que cumple 10 magníficos años

Manuel García

Manuel García

Diseñador de la firma española de menswear contemporáneo Garcia Madrid

Visita nuestra tienda de productos eco

Visita nuestra tienda de productos eco

15% descuento

En tu primera compra de Ecolover Market al suscribirte a nuestra newsletter

Al suscribirte a nuestra newsletter aceptas nuestra Política de Privacidad